Para ser un inversor no es necesario que seas un experto financiero, pero el estudio de los factores fundamentales y de mercado facilitan absorber los conocimientos de cómo invertir en la bolsa. Estos son algunos consejos que te pueden servir de guía para considerar una acción:

  • - Principalmente busca compañías que suelan conservar el nivel de dividendos incluso en fases económicas recesivas, o compañías que vendan productos de primera necesidad o alimentos ya que son menos vulnerables y volátiles.
  • - Tienes que tener en cuenta que existen compañías que no parecen atractivas desde un punto de vista potencial en su crecimiento, pero poseen de un patrimonio infravalorado contablemente. También existen las compañías especializadas o de <> que suelen tener un margen de rentabilidad superior y poco volátil.
  • - Si quieres lograr oportunidades de inversión más rentables y ambiciosas, busca compañías con una estabilidad financiera y poco endeudada, ya que poseen ventajas competitivas dentro de su industria y resisten mejor los períodos de recesión.
  • - Es necesario saber que no tienes que invertir en la acción de una compañía simplemente porque todo el mundo esté hablando de ella, ya que la compañía podría está sobrevalorado y no tener oportunidades de inversión interesantes; ten en cuenta que también existen rumores de que ciertas compañías van a tener un incremento de capital, una adquisición o el ingreso en un nuevo mercado, pero no hagas caso ya que esto no es un buen indicar de comprar y necesitas buscar más información las respecto.
  • - Las compañías siempre van a presentar el lado positivo de sus habilidades estratégicas o sus operaciones, asumiendo siempre que sus decisiones maximizan la rentabilidad de las acciones, pero tienes que saber que suelen cometer errores de cálculo o inciden en riesgos elevados.

La Bolsa de valores tiene un elevado grado de diversificación, liquidez y volátil, lo cual genera acciones de valor que brindan una rentabilidad potencial.

El análisis del mercado de valores se encarga de examinar datos bursátiles y predecir su futuro en que se mueve tal mercado apoyándose con el análisis técnico. La base de este análisis es la creencia de que los precios tienen patrones predecibles.

Algunos factores que influyen en el movimiento de precios son los desastres naturales, rendimientos de la empresa, la economía, entre otros, pero estos se reflejan en el mercado bursátil con gran eficiencia ya que pueden ser analizados y aplicados a los movimientos futuros de la bolsa.

No se recomienda usar este análisis en largo plazo para inversiones ya que la información fundamental sobre el potencial de una empresa no es tomada en cuenta y esto se debe a que únicamente está enfocado en ingresar y sacar en momentos precisos, por los que los analistas pasan mucho tiempo mirando los movimientos de los mercados.

Una de las ventajas de este análisis es que los inversionistas pueden realizar el seguimiento tanto de subidas y bajadas en el precio para poder tomar decisiones y limitar las pérdidas en caso de que el mercado no se mueva como se esperaba.

EL análisis técnico es una herramienta diseña para analizar cualquier tipo de mercado como acciones, índices, materias primas, entre otras. Este se encarga de predecir la evolución futura de la cotización de una activo y no de estimar si esta caro o barato.

Este análisis es la división de dos disciplinas: el gráfico (chartista) y el técnico; ambos se integran denominándose así el conjunto de análisis técnico.

Cuando hablamos del análisis gráfico nos referimos al estudio de las figuras gráficas que los precios activos van dibujando a lo largo del tiempo, para complementar esto el análisis técnico trata de objetivizar y automatizar los movimientos del precio mediante cálculos matemáticos.

Videos

Principiante o Avanzado. Simplemente mira, aprende y opera